La alimentación ha sido parte principal y primordial del proceso evolutivo del hombre; su transformación ha implicado no solo su desarrollo como individuo sino también como un ser sistémico que desde lo físico y espiritual ha necesitado del alimento para lograr su trasformación y la de la sociedad que habita.

Así la conciencia alimentaria toma sentido y converge en un compromiso universal donde se modifican las acciones mediante la constante observación de los hechos y pensamientos. El alimento hoy no solo nutre al cuerpo sino también, genera bienestar para el alma, logrando un equilibrio y sincronía para habitar el mundo en permanente cambio.

El programa de Gastronomía y Cocina Profesional hoy le apuesta al constructo sensible de cada individuo que le permite observar y observarse para tomar conciencia de la importancia de la seguridad alimentaria y nutricional, donde la intención es permitir un ser humano capaz de intervenir desde la ciencia, la cultura y la gestión propuestas eficientes y creativas que sumados al respeto, evidencian experiencias que se consolidan en un plato.